Acuerdos de convivencia

Bases para el acuerdo institucional de convivencia

Fundamentos
En el Nivel Secundario del Instituto Victoria Ocampo entendemos que “formar al joven en el ejercicio de la ciudadanía ; capacitarlo para afrontar estudios superiores , y propiciar su buena inserción en el mundo laboral”*, implica, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Prepararlo para que sea capaz de transformar obstáculos en “problemas a resolver” que como tales exigen instancias de análisis, búsqueda de alternativas y soluciones.
  • Formarlo para que reconozca y acepte que en virtud del contexto, estará involucrado en relaciones simétricas y/o asimétricas que definirán el marco normativo al cual deberá ajustar sus conductas.
  • Ayudarlo a saberse necesariamente involucrado en las problemáticas que surjan en los grupos de los que forme parte.
  • Formarlo para que sea capaz de responder por acciones y por omisiones que afecten el bienestar de terceros.
  • Comprometerlo con el logro de objetivos a alcanzar mediante el trabajo compartido con pares y superiores.
  • Invitarlo a responder por procesos y por resultados.

En el Nivel Secundario del Instituto Victoria Ocampo pretendemos que, conforme al capítulo II, artículo 45 de la Ley 24.195, los padres respeten y hagan respetar a sus hijos las normas de convivencia de la unidad educativa por la que libremente han optado.
* Ley Federal de Educación

En el Nivel Secundario del Instituto Victoria Ocampo docentes y directivos entendemos que es parte de nuestra intencionalidad pedagógica la formación en valores de nuestros alumnos. Por lo tanto, nos proponemos transmitir, obrando de manera ejemplificadora, aquellos valores que promueven la vigencia de los derechos humanos en general y del niño y el adolescente en particular. Asumimos además, las obligaciones que nos impone la Ley Federal de Educación, en el capítulo III, artículo 47, a saber:

  • Respetar las normas institucionales de la comunidad educativa que integramos.
  • Colaborar solidariamente en las actividades de la Comunidad Educativa.
  • Orientar nuestra actuación en función del respeto a la libertad y dignidad del alumno/a como persona.

 

Objetivos
Mediante el presente “ACUERDO INSTITUCIONAL DE CONVIVENCIA”, procuramos alcanzar los siguientes objetivos:

  • Promover conductas respetuosas entre los distintos de actores que intervienen en el proceso educativo – alumnos; docentes; directivos; personal no docente; padres- y en conformidad con las responsabilidades que se desprenden de los diferentes roles que deben desempeñar.
  • Promover una valoración positiva del conflicto inherente a toda relación humana, en tanto generador de instancias de diálogo, reflexión, análisis, ideas alternativas y acuerdos entre las partes involucradas.
  • Desalentar conductas que atenten contra el bienestar físico y psíquico de las personas que integran la comunidad educativa del I.V.O.
  • Establecer y difundir las normas con las cuales se pretende regular el tipo de intercambio posible entre alumnos, docentes, directivos, personal no docente y padres del Instituto Victoria Ocampo.
  • Promover, en el marco de las normas de convivencia acordadas, la libre elección de modos de obrar, asumiendo las consecuencias que de ellos deriven.
  • Propiciar actitudes críticas y de sensibilidad al contexto.
  • Fomentar acciones reparadoras de actos indebidos que atenten contra el bienestar de la comunidad educativa en general o de algún miembro en particular.

 

SECCIÓN I: Areas normativas

1. Ambito de responsabilidad de la Institución sobre la conducta de sus alumnos.

A La conducta de los alumnos será regulada normativamente por la Institución ya sea que se manifieste dentro o fuera del establecimiento. En este último caso la intervención de la escuela será justificada si al obrar indebidamente los jóvenes estaban representando al Instituto en calidad de alumnos.

Se considerarán acciones indebidas aquellas que atenten contra los derechos humanos en general, y contra los del niño y el adolescente en particular, o bien, contra valores y actitudes que enraizados en nuestro ideario ,se promueven y fomentan a través de nuestro PEI.

 

2. Relación entre las personas.

A En el I.V.O queremos que toda persona se sienta escuchada, respetada y valorada, por lo tanto no se aceptará el maltrato en la relación entre las personas, la descalificación y/o la agresión a otros, ya sea de manera verbal, gestual o escrita.

B En el I.V.O nos proponemos que todas las personas se sientan resguardadas por los miembros de la comunidad educativa a la que pertenecen, por lo tanto, no se aceptará ningún tipo de amenaza, ya sea física, verbal o escrita.

C En el I.V.O valoramos las diferencias entre las personas y las que derivan de los roles que asumen en las relaciones asimétricas de las que forman parte, como posibilitadoras de crecimiento, por lo tanto, no se aceptará ninguna forma de exclusión a partir de dichas diferencias, ni de abuso de poder.

 

3. Uso de los tiempos.

A En el I.V.O entendemos que el uso de los tiempos individuales, favorece o dificulta el aprovechamiento del tiempo de trabajo colectivo afectando resultados finales, por lo tanto, se valoran negativamente las siguientes acciones por parte de los alumnos:

A.1 Retiro anticipado del establecimiento sin que medie la intervención de un adulto tutor responsable.

A.2 El no ingreso al aula correspondiente para participar de cualquiera de las clases diarias, sin que medie la expresa autorización de alguna autoridad, aunque el alumno en cuestión permanezca dentro del establecimiento.

A.3 Retiro anticipado, por sus propios medios y sin autorización del personal directivo, de eventos institucionales cuyos horarios coincidieran o no necesariamente con la habitual jornada escolar.

A.4 Ausencia y/o retiro anticipado de actividades obligatorias, previstas y comunicadas, propias de proyectos especiales (jornadas de aprendizaje – servicio, ensayos teatrales, armado de exposiciones, etc) ,sin causa justificada (médica).

 

4. Cuidado de materiales y mobiliario.

Dado que en el I.V.O entendemos que existen espacios de uso común que deben ser preservados por todos los miembros de la comunidad, a fin de garantizar buenas condiciones de trabajo, se valorarán negativamente las siguientes conductas intencionales por parte de los alumnos:

A Roturas y o daños del edificio.

A.1 Rotura, daño y/o robo de muebles, objetos en general, y materiales didácticos.

B Atentar contra la higiene del espacio físico de uso común.

 

5. Cumplimiento del uniforme

Dado que antes de que los jóvenes sean matriculados en nuestro Instituto, ellos y sus padres son informados acerca de la exigencia del uso del uniforme reglamentario, el no cumplimiento de dicha exigencia será considerada una transgresión a la norma.

 

SECCIÓN II: Acerca del incumplimiento de los compromisos establecidos por los miembros de la comunidad educativa del Instituto Victoria Ocampo

Sanciones

Podrán solicitar sanciones todos los miembros de la comunidad educativa, según las circunstancias. Deberán hacerlo mediante presentación escrita dirigida a las autoridades directivas.

La pertinencia de las sanciones solicitadas será evaluada en virtud de los hechos.

Las autoridades directivas, en todos los casos, serán las responsables únicas de su aplicación.

 

1. Algunos criterios

Loa alumnos que manifiesten conductas que en esta Institución se valoran negativamente, tal lo expresado en la Sección I del presente Acuerdo, serán sancionados considerando:

A. La gravedad del hecho (leve – grave – muy grave) y los perjuicios causados a terceros particulares y /o a la Institución.

B. Sus antecedentes.

C. Grado de premeditación o negligencia.

D. La capacidad de reflexión y evaluación de la falta cometida, el expreso arrepentimiento y la posibilidad de proponer y ejecutar acciones reparadoras.

 

2. Tipos

A. Observaciones: Se aplicarán a modo de señalamiento y para dejar registro de que la conducta en cuestión, en la Institución, se valora negativamente.

Serán asentadas en el legajo del alumno sancionado y comunicadas a padres/tutores a través del cuaderno habilitado para tal fin.

Al alcanzar el alumno tres observaciones, ya sea por acumulación o por la gravedad de la acción, las autoridades directivas podrán suspenderlo.

B. Suspensión activa: Será con asistencia a la escuela para realizar trabajos a definir relacionados con la falta cometida y/o el espacio curricular en el que estaba la persona sancionada cuando realizó la acción indebida.

Los trabajos en cuestión serán definidos por las autoridades directivas pudiendo convocar para tal fin, además, al Consejo Institucional de Convivencia.

En todos los casos, la suspensión implica el cómputo de la inasistencia y la imposibilidad de asistir a todas las clases hasta que se cumpla con la tarea en cuestión, asumiendo el alumno las consecuencias académicas de un acto que sabía indebido y que tendría que haber evitado.

La suspensión será mantenida hasta tanto el alumno finalice el trabajo encomendado.

C. Suspensión pasiva: Ante un acto de disciplina calificado como “grave”, y considerando los antecedentes del alumno transgresor, y su imposibilidad de arrepentimiento plasmado en un obrar consecuente, las autoridades directivas podrán aplicar una suspensión pasiva. Se entiende por ella la separación temporal del alumno del establecimiento. Tal suspensión no deberá exceder los tres días por vez. Al alcanzar un total de diez días al año, el alumno perderá su condición de regular, asumiendo las consecuencias académicas – según normativa vigente – de una conducta que debería haber evitado.

D. Separación definitiva del establecimiento: Será decidida por la Dirección de la escuela y asumida bajo su responsabilidad.

Para la aplicación de esta sanción máxima, se considerarán previamente los siguientes factores: 
1) Antecedentes del alumno. 
2) Posibilidad del alumno de manifestar arrepentimiento y de instrumentar acciones reparadoras que le permitan capitalizar positivamente la experiencia.
3) El perjuicio que la conducta inapropiada del alumno indisciplinado ocasiona a sus pares y a la institución educativa.
4) Posibilidad real de la escuela de acompañar al alumno que reiteradamente viola los acuerdos de convivencia, sin descuidar los derechos de otros alumnos de la misma institución.
5) Unidad de criterio hogar – escuela con respecto a la conducta que se considera esperable por parte de un alumno de esta Institución, y la posibilidad concreta de establecer alianzas estratégicas para acompañar al alumno –hijo ,generando cambios en su obrar.

 

SECCIÓN III: El Consejo Institucional de Convivencia

Estará integrado por autoridades directivas, docentes y alumnos delegados elegidos por sus pares de cada curso, para representarlos por períodos trimestrales. Podrán también participar de las reuniones, alumnos que no sean delegados, teniendo voz, pero no voto. El consejo se reunirá quincenalmente, en horario a definir dentro de la jornada escolar, si bien, cualquiera de sus miembros podrá pedir una reunión extraordinaria en virtud de las circunstancias.

En las reuniones del C.I.C (Consejo Institucional de Convivencia) se tratarán, entre otras cuestiones posibles, las siguientes:
A. Revisión de acuerdos de convivencia vigentes y elaboración de futuros acuerdos.
B. Análisis de situaciones problemáticas surgidas en el ámbito escolar, no necesariamente vinculadas a actos de indisciplina.
C. Propuesta ,elaboración y tratamiento de proyectos generadores de experiencias colectivas enriquecedoras.
D. Análisis de casos de incumplimiento de los acuerdos de convivencia establecidos.

Cuando se traten casos de incumplimiento de los acuerdos de convivencia establecidos, los alumnos miembros del Consejo participarán del análisis de los mismos, evaluando la gravedad de la falta, pero sin tener responsabilidad alguna sobre la sanción a aplicar, que será propuesta por los adultos integrantes del Consejo y resuelta finalmente por las autoridades directivas.

 

Evaluación del sistema de convivencia

Tanto los A.I.C como los objetivos que institucionalmente se pretenden alcanzar mediante ellos(ver el apartado “Bases: Objetivos”, del presente documento) serán evaluados a través de instrumentos específicos a construir (ej: encuestas a padres, alumnos, docentes),en reuniones del C.I.C y asambleas abiertas a la comunidad educativa del Instituto Victoria Ocampo, en virtud de los logros obtenidos, los obstáculos surgidos y la modificación del contexto según variables históricas, socioculturales, etc.

Cualquier modificación que se desee introducir, será a su vez evaluada a la luz de la Convención sobre los Derechos del Niño (16/10/90), la normativa vigente (Ley Federal de Educación Nº24.195,Ley Provincial de Educación Nº11612 ,Resolución Nº1593/2), y el ideario del Instituto Victoria Ocampo. Podrá hacerse efectiva una vez acordada por los actores involucrados e interesados (padres, alumnos, docentes, autoridades) y aprobada finalmente por y bajo la responsabilidad última de los directivos.

El Sistema Institucional de Convivencia deberá ser evaluado formalmente como mínimo, de modo anual, quedando registro escrito de todo el proceso en los Anexos que se habilitarán para tal fin en el presente apartado.

Inscripciones
CONSULTAS POR TELÉFONO
  • Inicial: 4227-1756
  • Primaria: 4227-7115 4353-1140 int.1
  • Secundaria: 4353-1140 int.3 / int.4
Boletín digital
Inglés en el IVO
Inglés en el IVO
Constancia para boleto estudiantil Autorización para salidas educativas